Introducción

AutorHugo Fernando Aguiar Lozano
Cargo del AutorAbogado , Pontificia Universidad Católica del Ecuador
Páginas1-16
HUGOAGUIAR
1
INTRODUCCIÓN
TRATADO SOBRE LA TEORÍA DEL ENRIQUECIMIENTO
INJUSTIFICADO O SIN CAUSA EN EL DERECHO CIVIL DE LAS
OBLIGACIONES: HISTORIA, LEGISLACIÓN, DOCTRINA,
JURISPRUDENCIA Y DERECHO COMPARADO.
1.- PROEMIO
La institución del enriquecimiento sin causa o injustificado es, sin lugar a dudas, uno de
los aspectos más delicados dentro de los temas de la responsabilidad civil y la teoría
general de las obligaciones. Pero, de la misma forma, es uno de los que marcan la tendencia
más acentuada hacia la realización jurídica de los principios y valores fundamentales del
Derecho. Las legislaciones que lo han adoptado, han procedido con el mejor acierto ya que
en los tiempos actuales se impone la necesidad de legislar sobre aspectos tan importantes
que permitan hacer efectivos principios generales del Derecho como son la justicia y la
equidad. La idea actual es la de no sacrificar la justicia por las simples formalidades o falta
de ley; es por eso que, en el plano de la eficiencia de las normas jurídicas es imperioso que
se legisle expresamente sobre temas como el enriquecimiento injustificado; y, de esta
manera, evitar situaciones que contravengan los axiomas fundamentales del Derecho.
En años recientes, la teoría del enriquecimiento injustificado o sin causa ha sido una de las
áreas intelectualmente más relevantes dentro del derecho privado. Sin embargo, no existe
todavía unanimidad, ni en los sistemas legales del derecho civil romanista ni en los del
common law, sobre la forma de estructurar esta importante rama de la teoría general de las
obligaciones. Consecuentemente, algunos aspectos claves de esta figura deberán ser
considerados comparativamente, y de esta manera permitan dilucidar soluciones, ya sean
teóricas o prácticas, sobre la naturaleza y elementos de la institución del enriquecimiento
sin causa.
HUGOAGUIAR
2
Existen asuntos fundamentales que la doctrina ha desarrollado acerca de la figura que
ocupa nuestro estudio; consecuentemente, por una parte se ha discutido acerca de la
naturaleza de la figura del enriquecimiento sin causa como fuente autónoma de
obligaciones, luego se han abordado aspectos como son: los elementos constitutivos del
enriquecimiento injustificado o sin causa, las bases para la recuperación del
enriquecimiento, forma de ejercer el derecho de acción específico y directo, su relación con
otras fuentes de las obligaciones, sin dejar de lado cuestiones específicas del tema principal
y otras relativas a distintas áreas del derecho de obligaciones; tampoco se ha descuidado la
revisión de la historia del Derecho romano, en la que se originó la figura del
enriquecimiento injustificado; asimismo, y en menor medida, se han realizado anotaciones
en las que se ha tomado en cuenta los aspectos relacionados con el derecho de propiedad.
Por su parte, estamos conscientes que nuestra legislación civil, producto neto de las
necesidades económicas y jurídicas de otras épocas, elaborada hace más de un siglo,
cuando dominaba, todavía, en el campo económico la pequeña industria y en el campo
jurídico un exagerado individualismo, se ha vuelto muy deficiente para poder regir a
satisfacción todas las relaciones surgidas en la actualidad, entre los individuos o entre éstos
y el Estado, una de esas falencias es, precisamente, las relacionadas con el enriquecimiento
sin causa.
En este sentido, debemos añadir que, es completamente infundada la opinión de los que
sostienen que el Derecho Civil debe ocuparse exclusivamente de las relaciones entre
particulares que no afecten directamente a la sociedad y que por lo tanto, dichas relaciones
deben ser reguladas únicamente en interés de quienes las contraen. Desde luego que son
poquísimas las relaciones entre particulares que no tienen repercusión en el interés social;
por lo tanto, las relaciones jurídicas deben reglamentarse armónicamente, considerando,
además, que el Derecho, de ninguna manera puede prescindir de su fin social.
Consecuentemente, la importancia de la teoría del enriquecimiento injustificado como un
medio efectivo para asegurar el equilibrio de las relaciones civiles es aceptada por muchos
autores y eruditos del Derecho; y, además, es reconocida en muchas legislaciones de
manera expresa y directa. A propósito de esta importancia, debemos tomar en cuenta los

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba