Solución alternativa de conflictos laborales

AutorJulio César Trujillo
Cargo del AutorDoctor en Jurisprudencia. Profesorde la Facultad de Jurisprudencia de la PUCE y de la Universidad Andina Simón Bolívar, Subsede Quito; profesor invitado de la Universidad Central del Ecuador y en la Universidad Vicente Rocafuerte de Guayaquil
Páginas43-57
SOLUCIÓN ALTERNATIVA
DE CONFLICTOS LABORALES
Julio César Trujillo
«La solución alternativa de conflictos y en general solución alternativa
de los conflictos», suele ser denominada por los procesalistas de más renombre,
como procesos de autocomposición o, como diría Carnelutti, son los equiva-
lentes jurisdiccionales, y esto no porque eI derecho desconfíe de los jueces y
pretenda sustraer de su conocimiento los conflictos para ponerlos en manos de
las propias partes del litigio, sino porque el derecho cree que cuando un
conflicto es arreglado por las mismas partes se consigue la paz, corno no se
logra con la solución dada al conflicto por un tercero, aunque esta solución sea
i
mpuesta coercitivamente. Es algo así como en los conflictos de familia, en la
pelea entre los cónyuges, aunque uno de ellos puede acudir al juez y obtener
una decisión favorable, no, con ello, se restablece la paz como se restablecería
en cambio si los dos se reconciliaran, renovaran el amor que los unió
inicialmente y consolidaran la familia. Es pues el bien de la paz el que se busca
a través de estos procedimientos de autocomposición o equivalentes
jurisdiccionales de que hablara Carnelutti.
La confianza en este procedimiento sin embargo, para mí, depende de
múltiples factores. Por supuesto de los factores legales, pero también de
factores culturales. Alguien dice que mientras los latinos y los latinoamericanos,
como parte de este sector de la humanidad, prefieren morir de pie antes que
salir corriendo, para salvar la vida, los norteamericanos prefieren sobrevivir
y sobrevivir a pesar de que, para lograrlo, deban huir y no morir aunque sea de
pie, porque el bien de la vida, para ellos, está sobre otros valores que nosotros
estimamos grandemente, como la autoestima, la gloria, etc. De ahí que los
norteamericanos buscan el arreglo o solución de compromiso, a pesar de que
no ganen todo lo que quisieran ganar, mientras que nosotros con frecuencia
preferimos perder todo antes que contentamos con ganar una parte de lo que
creemos tener derecho, según nuestro criterio. Podríamos considerar otros

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba