Aspectos de la legislación petrolera

Autor:Juan M. Quevedo
Páginas:111-115
RESUMEN

Al sortear el difícil sendero de administrar los recursos petroleros de un país, hay que balancear la retórica cautivante con la realidad práctica.

 
EXTRACTO GRATUITO
SIccIÓ/v
Liimi
Aspectos
de
la
legislación
petrolera
Juan
M.
Quevedo
Al
sortear
el
difícil
sendero
de
administrar
los
recursos
petrole
ros
de
un
país,
hay
que
balancear
la
retórica
cautivante
con la
realidad práctica.
1.
RELACIÓN
ESENCIAL
ENTRE EL
ESTADO,
DUEÑO
DE
RECURSOS
PETROLEROS
Y
LA
EMPRESA
PETROLERA
INVERSIONISTA.
Para
evidenciar
la
relación esencial
entre
el
Estado
y
la
empresa
petrolera
he
utilizado
el
siguiente
cuadro:
El
punto arbitrario
de
partida
representa
el
nivel
de
in
versión
petrolera
en
un
momento
dado,
al
amparo
de
las
condiciones
legales, tributarias
y
contractuales vigentes
en
ese
momento.
Desde
este
punto
de
partida
salen
dos
líneas.
La una
en
trecortada
y
la
otra continua.
La línea
entrecortada
repre
senta
el
total
de
beneficios
y
participaciones
estatales
(“to
tal
govemment
take”).
La
línea
continua
representa
las
in
versiones
petroleras.
Este cuadro
es
crasamente
simplista,
puesto
que
la
rea
lidad
es
siempre mucho
más
compleja,
pero
hace
resaltar
lo
esencial
de
la
relación
Estado
-
empresa
petrolera. Esto
es,
que
a
medida
que crece
la
participación
estatal,
disminuye
la
inversión
petrolera.
Los
legisladores
y
políticos
se
enfrentan
así,
a
un
dile
ma difícil
de
resolver:
-
Si
ceden
a
la
tentación
de
incrementar
en
forma
conti
nua
los
beneficios
y
participaciones
estatales,
para
me
jor
atender
las
necesidades siempre angustiosas
de
la
nación,
corren
el
riesgo
de
llegar
a
un
punto
donde
la
inversión
petrolera
irá cayendo
y
el
resultado
neto será
la
disminución
real
de
las
participaciones
y
beneficios
estatales
y
el
consiguiente
deterioro
de
las
condiciones
políticas,
sociales
y
económicas.
-
Si
por
otro
lado
generan
un
ambiente
legal,
contractual
y
tributario demasiado
favorable
al
inversionista,
serán
sin
duda blanco
de
la
oposición
política
y
estarán
fal
tando
a
su
deber
de
procurar
el
mejor
rendimiento
de
los
recursos petroleros
en
beneficio
de
la
sociedad.
Escoger
el
punto óptimo
es
muy
difícil.
Lo
es
más
to
davía
por
el
grado
de
politización
que
reviste la industria
petrolera,
en
países
donde
dicha
industria representa
un
porcentaje
alto
de
la
riqueza
nacional.
Con
frecuencia
los
países siguen
una ruta similar
a
la
descrita
en
el
cuadro que antecede.
Se
aumenta
progresiva
mente
la
participación
estatal
y
se
reduce
consecuentemen
te la
inversión, hasta
que
se
llega
a
un
punto donde
se
ha
descuidado
el
mantenimiento
de
la
infraestructura
produc
tiva
y
de
transporte,
se
ha descuidado
la
condición
de
los
yacimientos,
no
se
hecho
nueva exploración
y
los
niveles
de
producción
empiezan
una
alarmante curva
de
declina
ción.
En tales
condiciones
se
da
con
frecuencia
un golpe
de
timón.
Comienza
otra vez
una
política
de
incentivos
y
una
gestión
promocional
en
el
exterior.
Los
Ministros
de
Esta
do
y
hasta
los
Presidentes
viajan
al
exterior
y
se
entrevistan
con los
representantes
de
la
industria
pretrolera.
Se
flexibi
liza
las
condiciones
legales,
contractuales
y
tributarias. La
inversión
pertrolera
vuelve
a
crecer.
Cuando
nuevamente
la
inversión
ha
llegado
a
niveles
adecuados,
y
especialmente
si
uno
o
más
inversionistas
pe
troleros
han tenido
éxitos significativos,
se
empieza
a
cues
tionar
los
contratos
y
las
condiciones
fijadas
en
el
período
promocional
y
el
ciclo
comienza
nuevamente.
A
medida
que
los
Estados
adquieren
más
experiencia
en
el
manejo
del
asunto petrolero,
y
a
medida
que
se
desa
rolla
en
un país una
clase
profesional
de
técnicos
y
admi
nistradores petroleros,
los
ciclos
antes
descritos
se
hacen
más
espaciados
y
tienden
a
ser
menos extremos.
El cuadro
siguiente sería
representativo
de
los
ciclos
atenuados
de
un
país más
desarollado
en
esta
materia:

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA