Solución alternativa de conflictos penales

AutorEdmundo Durán Díaz
Cargo del AutorDoctor en Jurisprudencia. Profesor de las Facultades de Jurisprudencia de la Universidad Central y de la PUCE
Páginas67-75
SOLUCIÓN ALTERNATIVA
DE CONFLICTOS PENALES
Edmundo Durán Díaz
Llama la atención hablar de medios alternativos de solución de conflictos,
porque desde que iniciamos la carrera universitaria en el área del derecho,
sabemos que los conflictos se resuelven a través de la ley y con la intervención
de los jueces.
Al decir que existen medios alternativos, se hace referencia a la necesidad
de buscar otras soluciones que mejoren la convivencia armónica en la
sociedad, sin el imperio coercitivo de la sentencia judicial.
Nos preguntamos: ¿Qué pasa en el mundo con la ley, el derecho y la
justicia? Evidentemente se han desvalorizado o desprestigiado.
Cualquier encuesta entre la gente común sobre la confianza en la ley, los
jueces y la justicia tendría un resultado negativo. Debemos entonces pregun-
tamos: ¿Qué hacemos en esta facultad en que estos conceptos son sacrosantos?
Sólo plantear la pregunta nos indica que algo anda mal y lo debemos
componer.
La vida de una persona en sociedad está marcada por actos jurídicos. La
normativa de cada Estado se ha introducido tanto en nuestras vidas, que todo
paso se relaciona con una norma; desde el principio hasta el final de la vida
existe un proceso jurídico, marcado por ciertos hitos. Desde el nacimiento a
la muerte todos son actos jurídicos, porque para que una persona exista
jurídicamente se requiere de una partida de nacimiento y al morir se requiere
una partida de defunción. Así los puntos límites, y en el transcurso de la vida
existen muchos actos jurídicos (matrículas, contratos, etc.).
Es posible que todo el desarrollo de la vida se desenvuelva noma/mente
y que no requiera la intervención del Estado ni de los jueces ni abogados. Si
alguien atiende sus obligaciones y deberes, o ejerce bien sus derechos, puede
pasar la vida sin buscar un juez ni un abogado; pero si desatiende sus
obligaciones, se hace presente el poder coercitivo del Estado para obligarlo a

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba