El servicio público de agua potable

AutorAndrés Martínez-Moscoso
Páginas89-155
–89–
“Hasta aprenderlo con dolor, los hombres no sabrán del agua el valor”
Lord Byron (1788-1824)
:
1       1.1       1.2
        1.3      
   2        3   
     4         5 
      6    -
            
  .         
   .        
       
1 El agua como fuente de vida
Los ríos, los lagos, arroyos y las otras fuentes de agua, han sido determinantes
en el desarrollo de la humanidad1, muestra de ello es que las grandes civiliza-
ciones se desarrollaron en las riveras de éstos, pues les garantizaban provisión
del líquido vital por largos períodos de tiempo. Sólo basta recordar el caso de
Mesopotamia (entre dos ríos) que estaba en medio del Tigris y el Éufrates,
y que fue cuna de los pueblos: sumerios, babilónicos y asirios. Del mismo
1. En una breve revisión histórica, podemos señalar que el agua fue considerada ya por
Aristóteles como uno de los cuatro elementos, mientras que Tales de Mileto, la consideró
el elemento único. Incluso siglos después, Newton creía que el “vapor acuoso” estaba re-
lacionado con el aire. Sin embargo, a nales del siglo XVIII e inicios del XIX se realizó la
demostración cientíca, por parte de Cavendish (1781), que “al arder el hidrógeno en el
aire atmosférico, se formaba agua, y que el peso de ésta era igual al de los gases consumi-
dos”. Mientras que en 1805, Gay-Lussac y Humboldt determinaron cuantitativamente,
“las proporciones de estos componentes, quedando desde entonces denitivamente esta-
blecido en el conocimiento de la composición del agua”. Enciclopedia Universal Ilustra-
da (1991). Madrid: Espasa Calpe, p. 513-514)
–90–
ANDRÉS MARTÍNEZ MOSCOSO
modo, el rol que jugó el río Nilo2, en el desarrollo del imperio egipcio, al
igual que lo que sucedió en las cuencas del Yangze (río azul) y Huan He (río
amarillo) con milenarias civilizaciones, en los territorios actualmente ocu-
pados por la China. (Vanguardia, 2006), donde además existen conexiones
signicativas entre lo uvial y lo sagrado (Martín Mateo, 2005).
Situación similar ocurrió en América, donde los pueblos originarios al
volverse sedentarios lo hicieron cerca de fuentes de agua, a las cuales no sólo
las vieron como un simple recurso, sino que también tuvo una trascendencia
en el plano cultural y religioso (véase el caso de los observatorios estelares,
creados a partir de cuencos de roca y un espejo de agua). Existen casos exito-
sos de la gestión del agua por parte de Aztecas y Mayas, incluso se pensó que
la decadencia Maya, siglo VIII estuvo asociada a problemas en la gestión del
agua o asociados a desastres naturales, en particular a un evento del fenóme-
no meteorológico “El Niño”.
En el caso concreto de América del Sur, múltiples son los ejemplos
de manejo hidráulico por parte de los pueblos pre-incas, mediante la cons-
trucción de represas en la región andina para acumular las aguas lluvias (An-
cash-Perú), así como los sistemas de acuíferos o “amaunas”, o acequias ges-
tionados de manera comunitaria, al igual que canales de riego y pequeños
trasvases que llevaban el agua de una cuenca hacia otra, entre otros. Todo lo
cual fue asimilado y apropiado por los Incas, durante la conquista de éstos
pueblos aborígenes e incorporados en sus construcciones que hasta la actua-
lidad se pueden observar en los alrededores de Cuzco-Perú.
Mientras que en el país objeto de nuestro estudio, el Ecuador, en el
caso de la ciudad de Guayaquil, su pueblo originario, los Huancavilcas, se
asentaron junto al río Guayas. Por su parte, dónde actualmente se encuentra
ubicada la ciudad de Cuenca, su nombre debe su origen tanto a su geografía
así como por la orografía de su territorio; pues se trata de una región rodeada
de alturas (montañas), y de esta manera el pueblo originario de los Cañarís,
organizado a través cacicazgos, los mismos que se limitaban de acuerdo al
2. El profesor Ramón Martín Mateo (2005, p. 192) reexionó sobre el factor cultural del
agua, y señaló que: “El tema del agua ha sido ampliamente abordado desde épocas lejanas
por las más importantes religiones del mundo. Así, en el Antiguo Testamento hay múl-
tiples alusiones a este preciado bien: el rescate del Nilo, el manantial de la peña Horeb
e incluso las descripciones del funcionamiento de lo que hoy denominaríamos efecto
regenerativo hidrológico”.
–91–
EL SERVICIO PÚBLICO DE AGUA POTABLE
valle uvial, y rodeada por todos lados, por montañas. Razón por la cual sus
límites geográcos se extendieron de la siguiente manera: al norte por el río
Cañar, al sur por el río Jubones, al este por las cuencas de los ríos Paute-San-
tiago, y por el oeste por el río Jubones (Martínez, 2014).
En tal virtud, los pueblos alrededor del mundo han considerado al
agua como el principio de todas las cosas, tanto es así que por ejemplo en el
Corán, la importancia que se da al recurso hídrico es trascendental, puesto
que se vincula con los designios divinos la provisión del agua como recurso
(Martín Mateo, 2005).
Sin embargo, un factor común en todas las culturas relacionadas con
el manejo de los recursos hídricos por parte de los seres humanos, son las
disputas políticas presentadas en torno al mismo, ya que al tratarse el agua
dulce de un bien escaso, su gestión y aprovechamiento también despertaron
disputas que iban desde su racionamiento en períodos de sequía, hasta el
cuidado y protección de sus fuentes, llegando incluso a generarse verdaderas
“batallas” por éste recurso.
Razón por la cual, los distintos conglomerados humanos por años han
entendido que un recurso tan importante como el agua, debe ser gestiona-
do de manera comunitaria, compartida, y en el caso en el que se presenten
conictos3, intentarlos resolver entre los usuarios más cercanos (principio de
subsidiariedad). Merece la pena recordar que, el planeta posee cerca de 1.300
trillones de litros de agua, del cual tan sólo el 2,5% corresponde a reservas de
agua dulce, de los cuales sólo una de cada seis personas a nivel mundial tiene
acceso a agua potable, según la ONU, la UNESCO, y la OMS.
3. Un importante caso de estudio representa el Tribunal de las Aguas de Valencia. El cual
desde hace miles de años, ocho síndicos (representantes de cada acequia de regantes) se
reúnen cada jueves a las doce del mediodía, para resolver los litigios derivados por el uso
y aprovechamiento del riego de los vecinos de la Huerta de Valencia, a través de un pro-
cedimiento: a) oral (en valenciano); b) gratuito; y, c) sumarísimo. Caracterizado por la
celeridad, la transparencia e imparcialidad de sus resoluciones, debido a la gran autoridad
y respeto de sus miembros, valores difíciles de encontrar en la actualidad.
El Tribunal es una institución jurídica consuetudinaria, que si bien podría haber sido ya
utilizada por los romanos durante su presencia en la península Ibérica, muchos lo atribu-
yen a la época Al Ándalus (Musulmán -siglo IX-XIII); en el año 2009 fue declarada por
la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, pues reeja una
de las manifestaciones más representativas de la cultura (simbología y rituales) y el modo
de vida ancestral y de convivencia pacíca de los valencianos.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba